Auxiliares de conversación: la carta de motivación

image

Uno de los documentos que piden para solicitar la beca de Auxiliar de Conversación del MEC es la carta de motivación. Se trata de un escrito en la que el candidato debe exponer en unas 300 palabras los motivos por los que se solicita la beca y el por qué del destino seleccionado. Además, debe redactarse en el idioma del país que se solicita (en mi caso, en inglés). A priori parece una tarea sencilla, pero a veces una buena carta de motivación marca la diferencia.

¿Qué debe tener una carta de motivación y cómo debe estructurarse? Os propongo una manera de componer vuestra carta, pero por supuesto no es la única.

Saludo: en inglés, se debe comenzar con un “To whom it may concern” o “Dear Sir/Madam” (los que hayan hecho cartas de motivación en otros idiomas, ¿podríais recomendarnos algún saludo para lectores que pidan destinos francófonos o germanoparlantes?).

Párrafo 1: Podéis explicar la razón principal por la que os gustaría pasar un curso de auxiliares (puede ser porque tenéis experiencia en puestos similares y queréis repetir, o porque queréis difundir el español como lengua extranjera, porque el español se haconvirtiendo en una lengua con proyección de futuro internacional, etc.)

Párrafo 2: Detallad la vocación y experiencia que habéis tenido como profesores, así como mencionar los resultados obtenidos por vuestros alumnos (esta información puede incluirse en el párrafo 1 si no es demasiado largo).

Párrafo 3: Contad qué experiencia tenéis del país que habéis solicitado como destino. En mi caso (Inglaterra), ya había trabajado aquí un verano de camarera y pasé un semestre de Erasmus. Podéis también incluír qué aspectos del país, la gente y el estilo de vida son los que más os gustan.

Párrafo 4: Podéis concluir la carta mencionando lo bueno que resultaría esta beca para vuestra carrera profesional y los motivos por los que os consideráis buenos candidatos para desempeñar el puesto. Recordad: mostrar humildad es tan importante como mostrar confianza en uno mismo: ¡no os infravaloréis!

Cierre: importante para los destinos anglohablantes: no sabemos el destinatario de la carta (saludamos con un To whom it may concern), por lo que el cierre debería ser con un Yours faithfully. (Auxiliares de otros destinos, ¿cuáles son las fórmulas?). Poned vuestro nombre al pie de la carta a modo de firma, o firmarla directamente y escanearla en PDF para subirla a Profex.

Para concluir, simplemente quería recordaros que es esencial la ortografía, el uso de un registro estándar-culto correcto, nada de acortamientos de las palabras (I’m, don’t, won’t, I’d, etc.) y evitad los párrafos muy largos. Escribir más información de la cuenta puede tener efectos contraproducentes. No olvidéis que son sólo 300 palabras, o sea que hay que aplicar la regla de las tres C: claridad, concisión y corrección.

Anuncios