Qué hacer si no me dan la beca de auxiliar de conversación

goal

Cuando uno persigue una meta, la persigue hasta el final

Todos aquellos que hayáis solicitado la beca de auxiliares del MEC estaréis ahora mismo comiéndoos las uñas impacientes por saber si conseguiréis una plaza en algún cole o instituto extranjero, y también estaréis pensando que si no os la dan “¡Oh Dios mío! ¿Qué voy a hacer ahora con mi vida?”

Lo sé, yo también estaba así, y como podéis leer en una de mis primeras entradas, en un principio yo quedé en lista de espera, o sea que he pasado por absolutamente todas las fases. Sé de lo que me hablo ;).

A todos aquellos que, llegada la hora de la verdad os quedéis fuera del programa, os diré que no todo está perdido: es posible irse de auxiliar fuera del programa del MEC.

Conozco de primera mano el caso de un muy buen amigo mío que estudió filología inglesa y quedó fuera de las plazas de auxiliar de conversación para Reino Unido. Así que decidió aprovechar un último año en España para hacer el Máster de profesorado y un año después él mismo se montó su propio programa de auxiliar. Fue mandando su CV con una buena carta de presentación a muchos colegios e institutos de Reino Unido. Tras numerosos e-mails con sus correspondientes “no” por respuesta, por fin un instituto le contestó y aceptaron su CV. Unos meses después al comienzo del curso, ya estaba trabajando de auxiliar de conversación.

No nos engañemos: encontrar un puesto así requiere mucha paciencia y horas enviando currículums, sin mencionar lo preparado que hay que estar para recibir todas esas respuestas negativas, pero lo que está claro es que quien busca encuentra, y que quien de verdad persigue una meta, la persigue hasta el final.

Por eso os animo a que, si el resultado de estas becas no es el esperado, no os rindáis y busquéis otras alternativas. Recordad que siempre que se cierra una puerta se abre una ventana, sólo que no siembre se abre inmediatamente en nuestras narices.

Espero que la experiencia de mi amigo le sirva de ejemplo a muchos antes de rendirse. ¡Mucho ánimo!